Anuncio

Colapsar
No hay anuncios todavía.

Torneo BJJ King of the Hill - Pieksämäki, Finlandia

Colapsar
X
 
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar todos
nuevos mensajes

  • Torneo BJJ King of the Hill - Pieksämäki, Finlandia

    Demasiado largo, no lo he leído:

    He quedado segundo en un torneo de andar por casa en categoría "cinturones de color -82.3" Gané 3 combates vs azules y perdí la final vs morado. En el primer video hago un bonito triángulo.

    IMG-20150524-WA0002.jpg



    Hola a todos. He decidido documentar mis resultados a lo largo de este verano lleno de competiciones.

    Paso de escribir un blog y escribir un diario es muy old-school, así que como la gente por aquí ya me conoce un poco, pensé que podría compartir mis experiencias con vosotros y a lo mejor a algún forero le resulta interesante.

    Pongámonos en el contexto ya que antes de este torneo me ha pasado de todo.

    En primer lugar vengo de perder en segunda ronda en cinturón azul en el torneo nacional finlandés al torcerme el tobillo durante la tirada a guardia, así que he estado entrenando con el pie hinchado y vendado desde mediados de abril.

    En segundo lugar la semana pasada agarré un resfriado de esos que te hacen gastar una fortuna en papel higiénico y no solo no pude entrenar, sino que además no era capaz de cortar peso en estas condiciones. Debido a ello, llegado el domingo de la semana pasada decidí cambiarme de categoría a medio pesado (88kg), y me di cuenta de que estos finlandeses son my estrictos y muy organizados y con una semana de antelación ya habían cerrado las inscripciones y publicado las llaves. Pues nada, tocaba perder 5kg en 5 días, y aun estando enfermo.

    Finalmente, hasta el miércoles de esta semana no logré volver a entrenar una vez superado el catarro. Pero ahí no acaba mi suerte. El jueves me tocó hacer guardia profunda contra un judoka de 120 kilos. Cundo digo judoka, es por no herir mi orgullo, ya que solamente es cinturón naranja en judo y lleva un judogi. Los 120 kg sí son una exageración. Estaría más cerca de los 110. El caso es que yo soy testarudo y me gusta usar mi cabeza para aguntar posiciones, pero por lo visto mi mente no entendía que este hombre pesasba 20kg más que lo máximo a lo que estoy acostumbrado y en consecuencia mi cuello hizo un desagradable "click". Pues nada, tuve que dejar de entrenar, fruncir el entrecejo y pasearme por el tatami como un robot, ya que no podía girar el cuello en ninguna dirección. Por suerte, un compañero brasileño que es masajista tuvo el detalle de darme un masaje después de la sesión para ver que pasaba. Juró y perjuró que bajo serias dosis de ibuprofeno y diclofenaco sería capar de pelear el sábado. Yo no me lo creía mucho, y estuve a punto de cancelar el viaje.

    Y ahora, a la competición.

    Una cosa que debéis entender, es que aquí en Finland los torneos tienen sentido. Estabamos en un pueblo en medio de la nada. Tan en medio de la nada, que al terminar el torneo pregunté dónde se podía comer por ahí y se rieron en mi cara. La diferencia es que ellos lo saben, y con 82 competidores que se acercaron, la categorías estaban perfectamente pobladas desde el principio, sin tener que andar con negociaciones sobre quién sube, quién baja o quién pelea con quién. Para os que hagáis una idea, yo me apunté en la categoría "cinturones de color, -82.3 kg", es decir, cinturón azul, morado, marrón, negro (en el caso de que los haya, claro) y de todas la edades. En mi categoría había 11 competidores, 4 morados y 7 azules, adultos y master. Así pues necesitaba 4 victorias para ganar. La comparación que hago es que si voy a un torneo en Villarriba, España, dada la manera que tienen en organizar torneos aquí, suerte tengo si peleo con un morado master después de negociar mucho y esperar hasta el último momento a ver si no se apunta un adulto. Eso sí, en España después del torneo un buen chuletón siempre estará garantizado. Ayer tuve que comer una hamburguesa de mierda en una maldita gasolinera.

    Vayamos a los combates:

    Primera ronda, me toca un joven y energético azul. Inspirado por Edwin Najmi y sus triángulos voladores, me dedico a estar de pie buscando una buena posición para saltar hasta que por supuesto soy proyectado al suelo. Menos mal que yo era mejor, y fui capaz de dar la vuelta al combate con un raspado inmediado acompañado de dos pasajes. Lo negativo es que cada vez que intentaba avanzar posición, no era capaz de sujetar a mi rival y éste acababa escapando. Al final me cansé y decidí atacar como mejor sé, guardia araña y triángulo, el cual finalicé en 2 segundos en cuanto me decidí a atacar.



    Segundo combate:

    El rival pasaba ronda de gratis y sospecho que se dedicó a mirarme durante la ronda anterior. Maldito bastardo que hace lo mismo que hago yo siempre! Otro cinturón azul, pero este debió aceptar que no podía ganarme en su juego y adoptó una posición defensiva estratégicamente diseñada para buscar el error. Me dejó establecer mi guardia y adoptó una posición sólida lista para la acción en el momento en el que yo atacara. Me resultaba difícil moverle y veía que ir al triángulo resultaba peligroso, así que en 3 ocasiones intenté berimbolear sin acierto. Todavía soy un novato en ésta técnica, este ha sido mi primer combate competitivo en el que lo pruebo.

    A falta de minuto y medio o así, el rival fue a por la llave recta de tobillo, bastante bien cogida. Supe defenderme, pero nos salimos del tatame. Reanudaron el combate en la misma posición, pero el rival aprovechó para colocarse mucho mejor. Tenía el tobillo hiperextendido, pero por suerte estaba hasta las cejas de diclofenaco y pude aguantar hasta escapar. La comisión de Nevada ya me habría fulminado sin dudarlo.

    Así pues, a 40 segundos del final, iba perdiendo por una ventaja y decidí cambiar de estrategia. En lugar de berimbolear y hacer mis raspados básicos de araña, cambié a otro raspado de araña que el rival no había visto antes, y conseguí los dos puntos para inmediatamente después pasar guardia. 5-0 y el rival realizó un último intento de submisión al pie que no fue efectivo.



    Tercer combate, semifinal.

    Un rival al que había vencido con anterioridad allá por el 2013. Cinturón azul, larguilucho y elástico, planteó un combate diferente a la vez anterior. Fue a por un single leg que conseguí defender y forzar la media guardia.

    Mientras que dos años atrás, desde esa misma posición el rival intentaba buscar la media guardia profunda, en esta ocasión prefirió usar el infame lockdown de Eddie Bravo. Ahora, lo bueno del lockdown a mi jucio, es que como pasador, si eres capaz de mantener las caderas bajas y hacer presión, el lockdown no funciona y además te regalan ventajas bajo las reglas ibjjf al planchar los hombros del rival en el suelo. Así pues conseguí 2 ventajas, pero el rival no desistió y acabó consiguiendo el raspado.

    Y bien, con 1 minuto y medio para el final me tocaba a mí pasar a la acción desde la guardia, mientras perdía 2-0 pero lideraba en ventajas. Un raspado me daría la victoria. Miré al reloj, y tuve la sensación de que a pesar de tener el marcador y el tiempo en mi contra, este combate iba a ser mío. Ataqué y ataqué, no conseguí puntos ni finalizaciones, pero no me daba por vencido. El final sin embargo, no fue nada glorioso. Al rival se le piró la pinza y decidió hacer tiempo tirandose a por una llave al pie. No tuve que hacer más que levantarme para cobrar esos ricos 2 puntos que me daban la victoria de forma gratuita, amarrar los últimos 20 segundos y seguir camino hacia la final.



    Cuarto combate, final.

    La final ya eran palabras mayores. Mi primer combate contra un cinturón morado. Otra vez me entraron pájaros en la cabeza con el maldito Edwin Najmi y sus triangulitos voladores que no sirven para nada. En el entrenamiento he conseguido unos 30 triángulos voladores ya, pero la competición, y más una final es otra historia. Quién me manda a mi hacer estas cosas y porqué no tengo un entrenador que me de una bofetada y me saque de mi mundo de la piruleta y las victorias fáciles. La culpa la tiene mi novia que no viajó conmigo. Ella es la que normalmente me pone lo piés en la tierra y en esta ocasión no estaba para hacerlo.

    Cuando podía haber hecho mi juego de siempre con toda tranquilidad, me quedé de pie. Encontré el momento perfecto para saltar a la vez que el rival decidió barrerme. Mordí el polvo y jamás me pude recuperar ante su presión. Debido a mi lesión del cuello durante el entrenamiento del jueves mi espalda después de tres combates ya estaba bastante resentida, y perdí la moral. Defendí el pasaje y la espalda durante minuto y medio más o menos, hasta que el rival consiguió hacerme una especie de baseball bat choke (disculpad, no me se la nomenclatura del jiu jitsu completa en castellano).

    La confianza que me llevó hasta la final me falló en el momento más importante y perdí. Espero que esto no vuelva a pasar en mis competiciones venideras.



    Cual es la conclusión que saco de todo esto?

    Primero, he aprendido a cortar el peso mejor. Estaba fresco y fuerte durante los cuatro combates, a pesar de no contar con mucho tiempo de descanso.

    Segundo, he probado todo tipo de maneras de salir a pelear: dormir en una esquina, leer un libro, calentar como un loco, calentar poco y relajarme, motivarme con todo tipo de música diferente, salir rabioso, enfadaro, serio, ameno, estilo fedoriano. Creo que en esta ocasión he encontrado mi motivación para competir definitiva: he estado sonriendo y bailando durante todo el torneo. Estaba ahí para divertirme, para pasarmelo bien y para aprender. Ha sido perfecto, me he quitado casi todo el estrés y esto se ha notado a la hora de la pelea.

    Finalmente, a pesar de estar ya en un cintorón más alto, esta es la primera vez que consigo vencer a 3 cinturones azules de mi propia categoría de peso en un solo torneo. Esto hace que considere esta medalla de plata como mi mejor participación hasta ahora en el jiu jitsu competitivo, e indudablemente estoy muy contento con el resultado. Ahora solo falta esperar a que mi novia vea lo videos y me indique todos los errores que he cometido :(

    win1.jpg

    En fin, espero que esto le haya sido interesante a alguien. Al menos me ha servido a mi mismo para autoevaluarme y organizar mis propios pensamientos de cara a las próximas competiciones.

    un saludo a todos y muchas gracias a quién se haya tomado la molestia en leerse este post completamente infumable.
    Última edición por JenStark; 05-24-2015, 09:05 PM.

  • #2
    Gracias por compartir tu experiencia, se agradece cosas novedosas como este post

    Comentario


    • #3
      Muy bien narrado Jen. Enhorabuena por las victorias y progresos!

      Comentario


      • #4
        A pesar de ser largo se me ha hecho entretenido, una duda que me ha surgido leyendo, veo que para juntar gente agrupan cintos de colores y adulto y Master, como gestionan las técnicas prohibidas por cinturón como los knee bars, biceps crank, tow hold...?

        Comentario


        • #5
          Las reglas son siempre las de menor cinturón. Por tanto en la categoría cinturón color, las reglas eran IBJJF azules, a 6 minutos y sin llaves a la rodilla, tobillo.

          Este año en los torneos nacionales crearon por primera vez la categoría marrón-negro con reglas IBJJF marrón para los hombres. Antes era morado-marrón-negro con reglas de morado.

          Muchas gracias por leerme muchachos :)

          Repetiré con la próxima competición dentro de 3 semanas, que será reglas ADCC sin torsión de rodilla (no reaping, no heel-hooks) a 10 min sin puntos. El desempate por decisión arbitral. Solo 5 categorías de peso y sin categorías de nivel ni edad.

          Comentario


          • #6
            Ammm interesante y como me imaginaba, favoreciendo al de menos grado.

            Suerte en la próxima, a ver si en los próximos meses recupero confianza al 100% en la rodilla operada y me pruebo yo aquí que el nivel no tiene nada que ver

            Comentario

            Trabajando...
            X