Silva era un espectáculo verle pelear, es normal que unos peleadores releven a otros, es ley de vida, y a Silva ya le llegó su hora. Agradecerle las peleas...